Títulos Tapas Papel Video Contacto Login
  • Tapa de la semana
  • Contratapa de la semana
  • Foto que habla
  • Foto del recuerdo
    • Banco Macro
    • Claro
  • Registrate
  • Complejo Cable Carril
  •  90.5 - La letra que nos une
  • Te gusta!
  • Cooperativa La Riojana

Víctima de un arrebato

“La inseguridad me atacó a dos cuadras de mi casa”

Relató la ciudadana Gabriela Salinas, quien sufriera un intento de arrebato por parte de dos personas, “no se si jóvenes, niños o adolescentes. Tenían capuchas y usaban cascos, solo pude verles los ojos”. Expresando que “querían mi celular, mi elemento de trabajo, me rehusé, me resistí, aún sabiendo de las posibles consecuencias”, y acotó: “necesito seguridad, necesito que quienes deben defenderme como ciudadana, madre, abuela, docente y periodista hagan algo”.

QoS by Cisco

Gabriela Salinas vecina de Chilecito sufrió un intento de arrebato que se frustró, ya que, puso resistencia. “Eran las 21:30 horas, salí de mi casa, caminé dos cuadras y aparecieron en moto dos personas; no se si eran jóvenes, adolescentes o niños, tenían capuchas y casco. Se acercaron, me intimaron, solo podía verles los ojos y escuchar que me pedían le entregara mi celular”, relató.

Mencionando que “en esos segundos pensé en millones de cosas; lo primero que sentí era que debía resistirme, no se si estuvo bien, no se si debía resistir o simplemente darles lo que pedían. No quería ser víctima, no quería sentir esa inseguridad, no sabía con quienes me estaba enfrentando”.

“Me pedían mi celular, mi elemento de trabajo, algo material, que se vende en cualquier lado, pero ¿Por qué debía dárselos?, fue lo que pensé y luché para que esa situación terminara lo más rápido posible”, acotó.

Expresando que “mientras manteníamos esa discusión, ese ida y vuelta que sacó lo peor de mi frente a esos individuos, pensé en muchas posibilidades: si su agresión aumentaba, si llevaban consigo algo que pudiera lastimarme, si sus malas intenciones fueran más allá de un arrebato de celular. Todo. Pensé en correr, en gritar y hasta en tener un diálogo civilizado con ellos; simplemente el episodio llegó a su fin y se fueron, escaparon a toda velocidad. Quedé ahí y uno o dos vecinos me miraron, me auxiliaron. ¿Qué podía hacer?, ¿denunciar, a quién o quienes? No les vi el rostro, la moto no tenía patente…seguí mi destino y recién al volver a mi hogar sentí la necesidad de relatar lo vivido”.

Y culminó en su relato: “La inseguridad me atacó a dos cuadras de mi casa. Necesito seguridad, necesito que quienes deben defenderme como ciudadana, madre, abuela, docente y periodista hagan algo”.

  • Puede enviar un mensaje al autor de este artículo haciendo click aquí:
  • Mensaje al autor
  • Publicado por Gastón Carrizo (Diario Chilecito) el Friday 08 de June de 2018 a las 18:43 Hs.
Copyright 1998-2018 Grupo E·mail® - Todos los derechos reservados.
+54(03825) 423·700 (Chilecito - La Rioja - Argentina)