Títulos Tapas Papel Video Contacto Login
  • Tapa de la semana
  • Contratapa de la semana
  • Foto que habla
  • Foto del recuerdo
    • Banco Macro
    • Claro
  • Registrate
  • Complejo Cable Carril
  •  90.5 - La letra que nos une
  • Te gusta!
  • Cooperativa La Riojana

En momentos de fuerte debate sobre los límites que tendrá la nueva Ley

Educación Sexual Integral entra con más fuerza en las Escuelas

La Ley Nacional de Educación Sexual Integral N° 26.150 está vigente desde 2006 y según fundamenta es un derecho de chicos y chicas de todas las escuelas del país, en sus tres niveles: inicial, primaria, secundaria, sean privadas o estatales, confesionales o laicas. Con voces a favor y en contra, hoy se dispone a avanzar en los colegios, con cambios que se debaten en ámbitos políticos y sociales, para convertirse en una nueva Ley.

“Este derecho de niños, niñas y adolescentes obliga al Estado nacional y a los estados provinciales a garantizar su acceso. La ESI es un espacio sistemático de enseñanza aprendizaje que promueve saberes y habilidades para la toma de decisiones responsables y críticas en relación con los derechos de los niños, las niñas y los/as adolescentes al cuidado del propio cuerpo, las relaciones interpersonales, la información y la sexualidad”, dicen quienes la presentan ante padres y docentes.

Cuando se habla de educación sexual integral no refiere a un contenido y/o a una asignatura específica sino que forma parte del proyecto educativo de la escuela y requiere de un trabajo articulado con los centros de Salud, las familias y las organizaciones sociales.

Los contenidos de la ESI, son ejes que atraviesan distintas áreas y/o disciplinas, responden a las distintas etapas del desarrollo de niños y niñas y adolescentes; y contempla situaciones de la vida cotidiana del aula y de la escuela, así como sus formas de organización.

Al respecto la supervisora de la Zona II Sector “A”, Marina Bonader mencionó que “este programa apunta a fortalecer al estudiante para que desarrolle una vida plena. Que pueda asumir una vida autónoma y responsable, conociendo su cuerpo y respetando a sus pares”.

Asimismo señaló que “en el nivel primario específicamente la ESI no es un desarrollo de contenidos, sino que se desarrolla transversalmente en todas las áreas desde nivel inicial hasta el secundario, abarca toda la escolaridad”. Añadiendo que “y esto en Chilecito se viene aplicando desde el 2006 con las debidas capacitaciones docentes y convocatoria de padres”.

La supervisora consideró que “quizás estas nuevas cuestiones de género al respecto de la ESI se han generado a partir de confusiones. Esto no permite saber cuál es el verdadero objetivo de esta Ley nacional”.

“La ESI abarca muchos aspectos en la vida del estudiante; comportamientos, actitudes, valores. Esa persona va a poder plantarse ante la vida de la mejor manera y poder decidir por sí mismo; la escuela no debe decidir por su alumnos, brindamos las herramientas para que ese alumnos en su futuro decida qué hacer con su cuerpo y con su vida”, aseveró Bonader.

Y concluyó: “Sabemos que hay situaciones y realidades que ameritan desarrollar actividades específicas para sobrellevar dichas realidades. Tal es la experiencia en la escuela Pablo Pizzurno de Los Sarmientos donde se trabajó sobre una problemática especial”.

Por su parte Judith Fara, coordinadora del Programa “Crecer Sanos”, comentó: “la Educación Sexual Integral está implícita en todos los contenidos. Trabajar por ejemplo perspectiva de género no tiene que ver con la elección sexual de las personas, sino que refiere a esto de desarraigar la cuestiones de hombres por un lado y mujeres por el otro”.

“La ley plantea muchos ejes como lo referido a valorar la afectividad y nuestro cuerpo, respetar nuestros derechos y sobre diversidad; en este último aspecto hay que aclarar que este eje se trata sobre las diferentes familias o modos de vida. Y esto no solo refiere a la sexualidad o elección sexual, ya que, cuando decimos sexualidad se lo asocia con la genitalidad y la ESI fue pensada a modo de prevención ante ciertas cuestiones como la violencia de género, la trata de personas o el abuso sexual”, acotó la coordinadora.

Fara sostuvo que “hablar de diversidad es respetar y aceptar las diferencias del otro. Esto nos permite vivir en sociedad”.

Mientras tanto, el debate se abre y se inyecta cada vez más en la sociedad, debido a que el nuevo proyecto que busca actualizar la Ley ESI, incluiría límites que se alejan de los valores y derechos de muchas familias. El debate deberá ser serio y responsable, con mucha información clara y abierta, para que todo ciudadano argentino pueda extinguir todo tipo de dudas, antes de que se vote y se convierta en Ley.


  • Puede enviar un mensaje al autor de este artículo haciendo click aquí:
  • Mensaje al autor
  • Publicado por Natalia Petric (Diario Chilecito) el Thursday 01 de November de 2018 a las 14:53 Hs.
Copyright 1998-2018 Grupo E·mail® - Todos los derechos reservados.
+54(03825) 423·700 (Chilecito - La Rioja - Argentina)